Alejandro Rodríguez

Brand Intelligence Manager

¿Por qué el arte debe inspirar a los negocios?

Además de los exquisitos colores cálidos que envuelven estas íntimas noches del año, también nos llaman, al menos en nuestra pequeña ciudad, las sorprendentes narraciones del Festival Internacional del Cine de Morelia. Toooda una experiencia; desde esperar la revelación de las seleccionadas hasta la decisión de administrar tu tiempo y determinar cuales serán las historias que podrían sorprenderte en cualquiera de los sentidos. 

 

Les quiero contar que este año disfruté de varias películas que me sorprendieron. Primero, la americana Beautiful Boy, que desde una perspectiva familiar describe de manera muy humana el dolor por la drogadicción y su impresionante contraste de la fotografía. Así, llega a desequilibrar las emociones del espectador de principio a fin. Y también la desgarradora (siempre quise usar esta palabra en algún artículo, es demasiado dramática, me encanta) Capharnaüm, un dilema completamente ético sobre un niño de 12 años que demanda a sus padres por haberlo traído a la vida. Sí, al parecer también se puede demandar por eso.

Aunque los temas pueden sentirse ajenos a nuestra vida cotidiana —tal vez puedo llegar a ser muy fantasioso—, porque realmente cualquiera puede pasar por un tema similar. Lo interesante, además de las posturas respecto a temas polémicos o minimalistas que se aborden en las películas con características “festivaleras” al salir de la función, es el vehículo que se usa para tocar los temas.

 

Sí, hablo de la capacidad artística con la que se cuenta la historia, el cómo te envuelve y te llena de pensamientos en retrospectiva de esos instantes increíbles y específicos en tu vida, el cómo la música te guía hacia la vista perfecta de lo que podría ser un atardecer inmenso, el cómo esos colores llegan a sentirse en las yemas de tus dedos y cómo al final puedes terminar derramando alguna lágrima o simplemente sintiéndote pleno, feliz, con una sonrisa gigante.

Esa experiencia no hace más que sensibilizar nuestra humanidad, ya que nos hace tocar con una textura muy bien definida nuestra personalidad y por supuesto apoya en el enfoque de nuestra vista al futuro, de nuestros objetivos e incluso la redefinición de nuestros valores.

 

Eso hace el arte, en todas sus expresiones; nos humaniza, nos recuerda lo orgánico que podemos ser. Tal vez no nos hará dar regalar abrazos y corazones por todas las calles mientras cantamos a la gente “Another day of sun” de la majestuosa LA LA LAND, pero sí nos hará voltear a ver cada rincón de nuestra sociedad, país y familia con una mirada más poética y real.

 

Es muy probable que algunos emprendedores y/o empresarios tengan en su estantería libros llenos de “éxito en los negocios” o en su timeline de redes sociales preferidas, miles de post inspiracionales y artículos muy ligados a sus modelos de negocios y está bien, es parte del conocimiento y la actualización. Sin embargo, creo que como recordatorio, no se pueden perder la oportunidad de enriquecer su visión con el poderoso contexto social que puede otorgar la apreciación y experimentación de las manifestaciones artísticas que se generan dentro de los círculos naturales de cualquier ser humano. 

 

El arte no debe ser el contraste con los negocios, sino que debe ser un estimulante para la creación y reinvención de los mismos, un agregado fundamental en la lista de pendientes de cualquier empresario o emprendedor, que por ningún motivo puedan escaparse de nuestros modelos de negocio y objetivos futuros del contexto humano. 

Que podamos dejarnos balancear por algún cuadro pintado en óleo o que esa piel chinita se levante de todos los rincones de nuestro cuerpo al disfrutar de esa composición melódica. Que nuestras reflexiones se desgasten por viajar a lo más alto de nuestro potencial al terminar esa  película fuera de la fórmula hollywoodense que vimos en aquel festival. Por último, que recordemos lo que es ser humano y lo increíblemente bien que se siente. 

 

Es por eso que los negocios que no se inspiran del arte no pueden considerarse humanos.

Playlist favoritas de Alex

by Alex Rodríguez

by Paola

nidiaRecurso 6-8.png

by Nidia Pérez

Oficinas en México

Morelia

Alfredo Zalce #4485 Int. A, Tres Marías, 58254

Morelia, Michoacán, México

GDL

MUTUO

Av. Miguel Hidalgo y Costilla 1995, Ladrón de Guevara, Arcos Vallarta, 44600 Guadalajara, Jal.

Tijuana

Av. Río Tijuana #1538-302
Zona Río Tijuana, C.P. 2201
(Easy Workspace Río)

Oficinas en Chile

Santiago

CoWork, Oficinas, Salas de Reuniones
Centro de Innovación y Emprendimiento
Juana de Arco 2012, Oficina 13, 21, 32
Providencia - Metro Pedro de Valdivia

  • Facebook - Black Circle
  • Instagram - Black Circle
  • LinkedIn - Círculo Negro
  • YouTube - Black Circle

We love creating valuable connections

Aviso de privacidad                          Bolsa de Trabajo                                 ROOM                                                               Comentarios del servicio